Tabaquismo y Biorresonancia MORA

La nueva forma de eliminar la adicción al Tabaco

Tabaquismo y Biorresonancia MORA

Cuando nos enfrentamos al reto de dejar de fumar, hay que tener presente varias cosas; por un lado está el cigarrillo, como ya sabemos, a parte del tabaco, tiene una serie de productos químicos que provocan una mayor adicción. Este punto es muy importante. Además, se tiene que tener presente que el tabaco está ejerciendo de barrera emocional, y cuando estas emociones se activan, surge la necesidad de fumar. Con lo cual las emociones también las tenemos que trabajar.

La persona que se enfrenta al reto de dejar de fumar tiene que tener un claro deseo de ello, sino este proceso arranca con poca fuerza y tendrá un corto recorrido. Por ello una firme determinación es esencial. También ayuda que la persona reflexione sobre la necesidad de dejar el tabaco, ya que si esto se clarifica, cuando lleguen las dudas, se tendrán las respuestas adecuadas.

Biorresonancia MORA

Pero nos falta una técnica de apoyo para ayudar en el proceso. En Biomeda utilizamos la Biorresonancia MORA para ello. Esta técnica sencilla e indolora, nos permite comunicarnos a nivel celular y trabajar las frecuencias almacenadas en el tabaco. Cómo hay muchas marcas y tipos de tabaco diferentes, siempre utilizamos un preparado creado especialmente para cada persona.

Protocolo

Este protocolo se realiza el mismo día que se tiene la primera sesión, minutos antes de la misma, y lo realiza la propia persona.

Lo que se necesita:

1.- Bote de cristal, en Biomeda disponemos de unos especiales para tal fin.
2.- Dos cigarrillos enteros.

Preparación del bote de sustancia:

Poner uno de los cigarrillos enteros dentro del bote troceado. El segundo cigarrillo se lo fuma la persona, añadiendo las cenizas en el bote, así como la colilla y la última bocanada de humo dentro del recipiente. Y se cierra herméticamente.

Una vez se tiene el bote con las sustancias, entonces se puede realizar la terapia. La mayoría de las personas con dos sesiones, se tiene suficiente. Pero cada persona necesita realizar su proceso, y es por ello que pueden variar el número de sesiones. Las emociones se trabajan con flores de Bach, para que la persona las puede sentir en un nivel asumible. Por ello en cada sesión se evalúan las flores más adecuada en cada momento.

Entre cada una de las sesiones se dejan pasar quince días, para que el cuerpo pueda asimilar el trabajo que se le está proponiendo.

ESPECIALIDADES

HORARIOS DE VISITA

Lunes - Viernes 10:00 - 21:00
Sábado 10:00 - 13:00

BIOMEDA

REDES SOCIALES

NEWSLETTER