Sobre peso

Sobre peso

Hablar de sobre peso lleva asociado hablar de dieta. Hablar de dieta, es hablar de sobre esfuerzo. Este sobre esfuerzo, a la larga, es difícilmente sostenible. La persona se ve superada ampliamente por diferentes factores personales, sociales y familiares. No es fácil. Y finalmente acaba tirando la toalla y en poco tiempo recupera todo lo perdido y unos gramos de más. Por ello es bueno saber que le está sucediendo al cuerpo y que le lleva a acumular grasas.

¿Porqué se sube de peso?

Hay diferentes condicionantes, tales como:

Malos hábitos a la hora de comer, unas veces por poca comida y de mala calidad y otras en exceso. Se come cuando se puede y no siempre es prioritaria la comida o la cena o quizás el desayuno.
Alimentos de baja calidad, sin entrar en la comida rápida que aportan excesivas grasas y azúcares.
Alimentarse en exceso de carbohidratos.

Desordenes emocionales como: vivir intensamente las emociones sin llegar a comprender el motivo que las causa, baja autoestima, angustias enmascarada pueden provocar impulsos por comer determinados alimentos que hacen daño, ya que se comen en cantidades elevadas y producen estrés en el aparato digestivo.

Tener un tubo digestivo descuidado y sin un buen funcionamiento.
Tener el hígado y los riñones saturados, provocando que su función de filtrar las toxinas sea escaso o inadecuado.
Hacer poco ejercicio o nada y vivir de forma sedentaria.

Consecuencias

Todos estos condicionantes afectan de forma diferente a las personas. Hay personas que engordan y les cuesta bajar mucho de peso, otras personas adelgazan, sin tener una explicación para ello, otras se vuelven adictas al deporte. En definitiva, ninguno de los perfiles tiene una sana conexión con el cuerpo y lo que les está sucediendo en el interior del mismo. Sólo se observan los resultados.

Nuestro enfoque

Antes de empezar con los cambios, hay que saber que se tiene que cambiar. No sirve cambiar por cambiar. Así que se empieza por hacer una fotografía de la situación.

Primer paso, ver como se encuentra el intestino. Es básico empezar por el intestino. En él hay un ecosistema que tiene más microorganismo que células en el cuerpo, por ello la importancia que tiene en el proceso. Hay que identificar en que estado se encuentra y para ello se utiliza la Kinesiología y MORAterapia.

Segundo paso, identificar los alimentos básicos que se consumen y si estos provocan algún daño sobre el intestino.

Y a partir de aquí, cambiar hábitos de alimentación y productos que se utilizan en la dieta. Tomar bebidas alcalinizantes y complementos ortomoleculares para mejorar el funcionamiento de intestino y limpiar los drenadores (hígado y rinón, sobre todo).

También se recomienda hacer alguna actividad física suave: yoga, chi-kung, caminar, nadar, etc. Y tomar el sol unos minutos cada día.

Cómo se estructura la terapia

Entrevista personal, es obligatoria realizarla antes de comenzar nada. En ella se describen los pasos a realizar y como se estructurará la terapia. Además de las primeras recomendaciones alimenticias. Una hora de duración.
Se compone de cinco sesiones, una al mes y de hora de duración.

ESPECIALIDADES

HORARIOS DE VISITA

Lunes - Viernes 10:00 - 21:00
Sábado 10:00 - 13:00

BIOMEDA

REDES SOCIALES

NEWSLETTER